¿Es buena la costumbre española de hacer la siesta?


Ponemos sobre la mesa uno de los temas más difíciles de tratar en territorio español. Ese pequeño sueño después del almuerzo, que en muchos casos dura mucho tiempo, parece que no le puede hacer daño a nadie. Por eso hoy vamos a responder a la pregunta definitiva que deben hacerse los españoles y las españolas: ¿es bueno echarse la siesta?

La respuesta definitiva: sí, pero breve

Hay muchos estudios relacionados con la siesta. Incluso la NASA ha ido tan lejos como para realizar investigaciones sobre esos pequeños descansos del mediodía.
La respuesta a la pregunta de si la siesta es beneficiosa es sí. Pero claro, estamos hablando de una siesta de entre 15 y 30 minutos. Estas pequeñas recargas de energía son muy beneficiosas para afrontar el resto del día.
Pero esto no significa que una siesta larga no pueda ser reparadora. Esas siestas de pijama, abriendo la cama recién hecha y derritiéndose en el colchón puede ser el remedio perfecto si tenemos sueño acumulado o estamos enfermos.
También debemos tener en cuenta que nuestro ritmo de vida no nos permite dormir la siesta todos los días. Por ello, hacerlo entre 2 y 3 veces por semana es perfecto para empezar a notar sus beneficios.

¿Cuáles son los beneficios de la siesta?

Tomar una siesta tiene una serie de beneficios inimaginables. Y es que ese descanso después de comer parece que puede ser hasta rejuvenecedor. Quizás no tanto, pero repasemos la lista de beneficios de una buena siesta.

Aumento de la memoria y la concentración.

Uno de los principales beneficios de la siesta es que ayuda a aumentar la memoria y la concentración, ya que nuestro cerebro está mucho más descansado cuando lleva poco tiempo inactivo.

mayor positividad

Hay personas que siempre se despiertan de mal humor después de dormir. Eso es incurable, pero tomar una siesta aumenta la positividad durante un par de horas después de despertarse. Esto fue demostrado por un estudio de la Universidad de Berkley en California, ya que las personas que se levantaban después de dormir la siesta eran más receptivas a los estímulos de felicidad.

Reducción de la presión arterial

Para las personas que sufren de hipertensión arterial por el estrés y el ajetreo del día a día, nada mejor que una buena siesta. Esto se debe a que cuando dormimos reducimos nuestro ritmo cardíaco, lo que ayuda a mantener la presión arterial más baja.

Potencia la creatividad

Dormir la siesta es capaz de hacernos más creativos, principalmente porque se dice que el lado derecho del cerebro, el más creativo, recibe chispas mientras dormimos la siesta.

Reducción de problemas cardíacos.

Dormir la siesta reduce el estrés, lo que se traduce en mejorar la vida de nuestro corazón. Esto se debe a que la falta de sueño suele aumentar los niveles de cortisol, lo que provoca enfermedades que pueden afectar a nuestro sistema cardiovascular.

recargar las pilas

Aunque es una obviedad, la siesta nos ayuda a afrontar la tarde con mucha más energía. Dormir, cuando sea, es sinónimo de un cerebro mucho más útil.

Estado de alerta mejorado

Después de despertarnos de una siesta, es posible que nos encontremos un poco más atontados de lo habitual. Pero esto se desvanece rápidamente, y después de ese período nuestro estado de alerta se ve muy beneficiado.

Buen rendimiento cognitivo

Sí, dormir la siesta también se traduce en pensar mejor y mucho más rápido. Esto es fundamental sobre todo para las personas que trabajan por la tarde, ya que si han echado una siesta se desempeñarán mucho mejor en su trabajo.

Podemos durar más tiempo despiertos

Si tenemos pensado permanecer despiertos más tiempo de lo habitual, la siesta puede ser un buen aliado. Dormir 1 o 2 horas al mediodía puede ser como tomar un café a medianoche, lo cual es perfecto si tenemos planes de salir a tomar algo con los amigos o si trabajamos de noche.

¿Cuándo es el mejor momento para tomar una siesta?

Si eres español o española ya sabrás la respuesta. Y es que la siesta está hecha para después de comer. Entre las 1 y las 5 horas es el mejor momento para hacer una siesta corta, ya que si lo hacemos más tarde nos puede costar un poco más a la hora de dormir.
Procura hacerlo en un lugar que te resulte agradable, ya que así el sueño será mucho más reparador. El salón, tu cama habitual o una hamaca en el jardín son los lugares perfectos para echarte una siesta.
Un consejo a tener en cuenta es que, si el sueño puede y tienes la posibilidad, ¡no te resistas! Según un estudio de la Universidad de Murcia, los genes determinan si debemos dormir una pequeña siesta o no. ¡Así que sucumbe a tu genética!
Esperamos que se haya resuelto tu duda sobre si dormir la siesta es beneficioso y que ya no te sientas tan mal cuando te echas esa pequeña siesta justo después de comer.

SND Team

We are a team of writers passionate about entrepreneurship and innovation. We cover anything else that our readers may find interesting. This includes trending news, lifestyle and finance topics, consumer guides, and much more.

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.